jueves, 18 de diciembre de 2014

Aquel pobre lector, que alguna vez leyó alguna de mis entradas, allá por el 2009, 2010, 2011 o hasta inclusive 2012, donde lo nombraba al Innombrable de Pablo. El Voldemort de mi vida. Recordaba estos días (realmente nunca lo hago), cuando fuimos al Jardín Botánico, cada detalle de las baldosas que recorríamos por Palermo, los domingos enteros que pasábamos haciendo el amor, las mil y una llamadas nocturnas diarias para hablar sobre lo ya hablado, la cantidad inmensa de detalles que tenía, que me convertían en una nena malcriada, pero amada.

Pero entre tanto buen recuerdo, nunca puedo dejar que los malos se queden en el olvido. Los tengo tan a flor de piel como si fueran totalmente recientes, y es que la verdad, nunca olvidé cómo terminamos un jueves, y el miércoles había hecho público que estaba en pareja con una morocha, la cual, no daba ni dos pesos, pero en el fondo, sabía que iba a durar. Una chica con la cual se mudó a donde nos íbamos a mudar nosotros, que usó el anillo que algún día iba a usar yo. Alrededor de 4 años estuvieron juntos, mientras yo respiraba en alguna otra punta de Buenos Aires.

Pablo fue mi primer amor. No sabía ni salir a la calle sin él. Cuando nos separamos, pensé que me iba a morir del dolor. Derramé cada lágrima queriendo que sea la última, pero tardé en darme cuenta que me iba a costar años que dejaran de caer. Y aunque pasaran los años, nunca me dejé de preguntar por qué hizo lo que hizo, sin más ni menos.

Pero un día cualquiera, me despierto. Así, en el medio de la nada, entre dormida mirando la tele, me llega un aviso que me desacomodó las ideas, terriblemente. Y resurgieron en mí, el odio y la bronca de recordar cuando me dijo que él no iba a llevar su celular porque estaba sin batería y era mentira. La vez que confirmó que ese departamento era nuestro, que me amaba con locura y que nunca jamás en la vida me iba a lastimar. Recordé todo esto al mismo tiempo que me acordaba del dolor de pecho que senti hace años. Esto, me despertó:



5 comentarios:

luis alvarez dijo...

Y vas a aceptar su solicitud de amistad? mmm lo más probable es que sí. Aunque lo odies y jures que solo lo harás por curiosidad para saber porque te quiere de nuevo en su vida, igual lo harás por que ese sentimiento (maldito) nunca se olvida, por más que uno se lo proponga, siempre está ahí. Aveces uno lo cree enterrado, pero no, solo se esconde por ahí, estando siempre al asecho. Solo hay una cosa que nos puede liberar de eso, y es volver a enamorarse, pero de un amor mas grande y verdadero. Pero bueno, la vida es así, y las coincidencias son parte de ella, y digo esto último porque a mi me está pasando algo parecido, mi ex a vuelvo a mi vida, no atraves de una solicitud de amistad en facebook, si no con varios llamados a mi celular. Aclaro niña "flora" que si bien lo mio no tuvo intenciones ni mucho menos propuestas de matrimonio, yo moría de amor por ella, y sin ánimo de ser grosero, pero ella se limpió el culo con mi amor, y ahora aparece queriendo ser mi amiga, queriendo saber como estoy, y que es de mi vida, lo que me produce confusión porque no sé si reírme y bien mandarla a la cresta! Pero bueno, al igual que VOS, jugaré el papel de tonto y trataré de mentirme haciendo creer que podemos ser amigos y que quizás allá una ínfima oportunidad de volver a ser pololos. Pero porque me conozco, sé que eso será al principio solamente, porque cuando se me pase el momento de BOLUDO, lo mas probable es que la mande a $$#"$"
Sorry por mi comentario apasionado. Y de todo corazón, espero que a VOS te vaya bien con todo esto, ojalá que te sirva para bien.
Y eso, cuídate niña flora, Y aguante la banda!
bendiciones :)

P* dijo...

jajajaja me hiciste reir un buen rato! Quedate tranquilo que este Pablito tambien se limpio su culito con mi amor, asi que la solicitud quedo ahi. Terrible que anden rondando personas que se cagaron en uno, y luego vuelven como para invitarte a tomar un café y a hablar sobre el clima. Cuidate muchisimo!! *La gata Flora* jajajaa

Nada más importa dijo...

Que decir que ya no hayas descripto.
Valorarse a uno mismo requiere de mucho, pero mucho, sufrimiento.
Y mas en este caso.

Me identifico en algunos puntos.
Un beso!

luis alvarez dijo...

Niña Flora, ya aceptaste su solicitud de amistad? jajaja espero que no, pero de igual forma no confío en las minas, por todo eso de ese sentimentalismo exagerado que tienen jajaja broma, espero que estés bien, porque yo creo entender que se siente en esa situación; por un lado uno se resiste y recurre a hacer memoria de todo lo cruel que fueron con uno, pero por el otro lado las ganas de volver a saber de eso persona y mas que nada de sentir eso que se añora, hacen que uno este en peligro de volver a caer.
Pero bueno, se que no te interesa, pero te cuento que en mi caso, la niñita esa que me hizo daño, y a la cual yo no le respondí sus llamadas, la próxima semana llega a mi cuidad, viene de vacaciones, por 2 semanas, así que para mi será una prueba de fuego que espero superar XD
Niña flora, me da risa cuando la gente dice en estas situaciones "tienes que quererte a ti misma", "tienes que valorarte y seguir adelante" jajaja creo que el quererse y valorarse poco tiene que ver en esto..pero bueno, niña Flora, cuidese, aguante LA BANDA, y chau..

Por cierto, el otro día conocí a unos argentinos que me invitaron a tomar un TERERÉ, y yo por no querer pecar de ignorante pequé de tonto, porque les dije "no gracias, no me gusta el Teteré, yo prefiero tomar Mate"

Lara dijo...

Veo que algunos todavia seguimos usando (2 veces por año con suerte) el blog todavia !!
Gente como Pablo por mala suerte hay en todos lados, gente que nos hace mala sangre, cuyo dolor duele mucho debido a la inmensa alegría que un día nos causaron. Y es difícil dejar atrás.. pero hay que ser fuerte, intentar al menos.
Espero que puedas y el dolor vaya disminuyendo..
También soy de Buenos Aires, por lo cual me identifiqué con algunos de los recorridos que mencionabas (el botánico, pasear por palermo, recoleta.. )
Te mando un saludo muy grande.. y espero que volvamos a escribirnos mensajes como solíamos hacer en el 2011. Creo que estoy volviendo a necesitar el blog, poder expresarme libremente.