martes, 2 de febrero de 2010

Me importa un soberano rabanito lo que piensen los demás (I)



Sí señores. Algo de lo que realmente me alegro, es eso. Me chupa. Disculpen mis expresiones. Pero diganmé si putear no es relajante, reconfortante, etc etc...


Porque no tengo que dar explicaciones, de por qué mierda no como en el maldito y capitalista McDonnalds, por qué no uso productos de la asesina compañía Procter and Gamble (Head and shoulders, Suave, Pantenne y mil más) por qué no compro nada de Dove... Etc, etc, etc, etc...
No tengo por qué carajo dar explicaciones de por qué dediqué mis ultimos dos años enseñando catequesis. De por qué no me interesa ni un poco saber qué carajo estás pensando. De por qué siendo católica (no en todos los sentidos) estoy a favor del matrimonio gay, y no acepto cosas del Vaticano.


O de por qué prefiero quedarme en casa leyendo un libro antes que salir a bolichear por ahí y acostarme con un tipo que ni voy a recordar el nombre.
De por qué no me junto con ustedes zoquetes, a criticar como deporte, a chusmear cosas y reírse de los demás...
Tampoco tengo por qué darte explicaciones de por qué devolví ese celular esa vez en vez de callarme y mirar para el costado.
  Ojo, el que me quiera preguntar es algo diferente, pero otra cosa es dar explicaciones y querer cambiar tu forma de ser y de pensar.

¿Te jode?  Desadmitime. 
¿Te molesto? No me hables
¿Te doy asco? No me leas


Y la que más harta me tiene, de que me digan qué hacer con mi familia. Cada familia es un mundo. No sé quién carajo lo habrá dicho, pero es verdad. Nadie sabe realmente como funciona que una persona que convive día a día con la misma. Ni vos ni tu abuela tía nieta me van a decir cómo carajo actuar. No.
Y esto no es una confesión de una adolescente frustrada con bronca de que le digan qué hacer, no. Es simplemente el sentirse Harta de esas personas que constantemente hablan y hablan y hablan (por detrás, por supuesto) sobre tu vida, sin siquiera conocerte.


Ni mucho menos, qué carrera tengo que elegir ni dónde estudiarla, adorada prima segunda Albertina. Si, a vos que me mirás de reojo y casi con asco cuando te respondo a tu hermosa y filosa pregunta

-¿Qué vas a estudiar? (Cara de arpía)

-Todavía no estoy 100 por ciento segura, pero lo más seguro es que sea diseño de indumentaria, depende

-¿Ahhhh... (después le dijo a mi mamá unas palabras en alemán ¬¬) Pero ganás bien de eso? (cara de tevasamorirdehambre)

-Todo depende del esfuerzo, de mis notas y de las ganas de crecer como persona. Y de los lugares donde pueda conseguir laburos.

-Ahhh... ¿Y no te conviene otra cosa?

-NO.

-¿Pero estás segura entonces?

-SI

-Ah, no, digo porque después no sea cosa de que te siga manteniendo tu madre. (Cara de despecho)

-(¿Y a vos que carajo te importa? Gracias al cielo no me gustaría que mi mamá me siga manteniendo, asi que mejor cerrá el pico) No, quédese tranquila Albertina, que por supuesto que voy a trabajar mientras estudie, no quiero ser estorbo para nadie.

-Ahhhhhh (Como detesto que hables así) Bueno, pero tratá de estudiar algo en lo que no te mueras de hambre. Porque sino...





¿¿¿SINO QUÉ ALBERTINA???
(Quedate tranquila, que sino querés terminar la frase, la termino yo... Ni en pedo te pienso pedir un centavo, prefiero meter la mano en el inodoro para encontrar alguna moneda para viajar a la facultad en caso de que la necesitara. Capische?)

¡Métanse en su vida zoquetes!



Muchas Gracias!

(No estoy de mal humor, ni irritada, solo son verdades de mi vida. Me encanta la lluvia, y más ir al cine cuando llueve. Hoy, la lluvia está, pero me falta la plata así que mejor me quedo leyendo Abzurdah, que tanto tanto hablan.)


6 comentarios:

Silencio dijo...

Tienes toda la razón, estoy completamente de acuerdo.
Un abrazo.


Sil.

Tribal dijo...

Es una cosa que cuesta aprender y aprehender facilmente, pero con tiempo y esfuerzo se logra.

Si conoces bien el inglés, sé que esta palabra te puede ayudar y bastante.

Whatever.

Saludos, tribal

Princesa Solar dijo...

jaja te has quedado bien tranquila escribiendo todo eso verdad?

Haces muy bien en no darle mucha importancia a lo que piensen los demás, especialmente si lo que opinan va en contra de tus sueños.

Yo soy la primera que odio que me den consejos cuando no los he pedido, pero ¿sabes? en el fondo creo que es un poco error por mi parte y debería de escuchar un poco más a ciertas personas de las que estoy segura que solo desean lo mejor para mi, pero bueno, cada uno es como es y a mi como a ti me gusta dirigir mi propia vida sin que nadie se entrometa.

ian dijo...

Otra catarsis, otro desahogo terapéutico. Seguro te sentís mejo ahora.
Es verdad que a veces uno se siente un poco pendiente de la mirada del prójimo, pero hay que aprender a no darle bola (me permito esta mala palabra, que no soy de pronunciar).
Simplemente vivir. Eso.

Un beso, Pam. Que andes bien.

Elilith dijo...

Amen! xD

si esque todo es verdad, pienso igual.

Besos infinitos!

Marina dijo...

Amém pame! jajaa, me parece perfecto que hayas dicho todo lo que sentías, es más, hacelo todas las veces que sean necesarias:D

Un beso grande!