jueves, 4 de febrero de 2010

Empecemos de nuevo, ¿dale?

Por razones científicas este blog ha cambiado su nombre.
Ya no son mas las asignaturas pendientes de mi vida la que me llevana escribir...
Ehm... Bueno, eso y un par de razones más...



¿Muchos cambios no?
Bueno, ¿Otro ítem más sobre mí? Detesto los cambios. Aunque sean necesarios.
Muy cansada. Necesito almohada. Mucha lluvia por hoy. Muchas cuadras caminadas. Un helado, sandalias y strapless. Un rimmel y un par de aros. No P*, no caigas en la tentación de nuevo. No. ¡No! No malgastes tu poca entrada mensual en pavadas.
Si. 
Claro...


4 comentarios:

Gotadeagua dijo...

Darse un pequeeño caprichito de vez en cuando tampoco es tan grave,no?
Ánimo con esos cambios! un abrazo

Delgaducho dijo...

Los cambios son imprescindibles, la continua metamorfosis.
Que susto! no te encontraba entrando por la lista!

ian dijo...

Pensé que habías cerrado el blog, porque la lista de lectura no me llevaba a nungún lado. Tuve que buscarte en mis seguidos que están en el perfil.

El fondo blanco me gusta más, porque mi pantalla, medio oscurita de fábrica pese a tener todo el brillo al máximo, no me deja leer bien en el fondo negro.

Un beso.
Que andes bien.

Silencio dijo...

¡Gracias por avisarme! Yo también me he dado un buen susto.
¿Pavadas? Di las que quieras, mientras te sirva para desahogarte ^^.

Un beso!