viernes, 7 de enero de 2011

Mi antes y después

Algo que nunca voy a entender es la crueldad de los chicos. ¿Con qué necesidad te ponés a cargar a un chico porque usa anteojos? ¿Para qué llegás al punto de hacer llorar a una nena diciendole "gorda"? Hoy me acordaba de muchas cosas de mis años en la primaria y me había olvidado temporalmente, porque uno de esas cosas no se olvida, de lo crueles que son los nenes. De la importancia que esas palabras y cargadas tienen por el resto de tu vida. La vergüenza y la humillación, son moneda corriente para nenes con sobrepeso, con anteojos, con brackets, con distinto color de piel o nacionalidad. 


En mi vida, hay dos etapas, antes de cumplir 8 años y después de cumplirlos. Antes de cumplirlos, al parecer era una chica normal, pero con un problema de bajo peso. Mi mamá intentó con médicos y hasta curanderos. No era anémica ni tenía ninguna enfermedad, pero no había forma en que los médicos me hicieran engordar, probaron desde preparaciones especiales hasta medicamentos, que nunca funcionaron. Pesaba fácil 7 kilos menos de lo normal, y digamos, para una nena de 5-6 años es algo notable. No importaba lo mucho que comiera, imposible era estar en el peso normal.


Después de los 8 años, cuando caí en la realidad de la situación en mi casa y de la separación de mis papás que había sucedido casi dos años antes, me refugié en la comida y nada más que en eso, y la ansiedad estaba presente de lunes a domingos. Estaba en la clase de educación física cuando me gritaron "gorda" y como un flash recuerdo verme a mí misma llorando sin poder parar en le cubículo del baño, hasta que una profesora me pasó a buscar. Y me di cuenta que pasé años siendo señalada como un defecto siendo la flaca esquelética y después como un defecto aún peor y más horrible, siendo la gorda.


Desde ese momento, me sentí la más fea, la más horrible, la más defectuosa y la más gorda no del colegio entero sino de toda la provincia entera de Buenos Aires. Esos comentarios me hicieron meterme en una burbuja por años y hacerme creer era alguien que no valía nada y que nadie pero nadie jamás me podría llegar a querer. 


Si yo solamente por unos comentarios de ese tipo por un par de meses me provocaron años de angustia, no me quiero imaginar lo que fue para chicos que sufrieron cargadas durante años. 
Ahora yo digo ¿Con qué necesidad? Llamar a alguien "negro" como insulto por su color de piel no te hace ser mejor o cargar a un nene por tener brackets no te hace tener dientes más lindos y rectos. Ni llamarla gorda a una chica no te hace adelgazar.


¿O me equivoco?

26 comentarios:

LIZA MARIEL dijo...

A - Jaja, tu papá es gay.
B - Y tu mamá es pelirroja.
A - Esa no es una ofensa!
B - Ah, qué... que mi papá sea gay lo era?

( no sé, me hizo acordar a esta conversación lo que dijiste).
---------------------------

A mi también me cargaban de gorda, usé anteojos y para empeorarla, usaba aparatos. Creo que te imaginás cómo la pasé y cómo todo eso repercutió en lo que soy ahora...

Sin embargo, hay algo que es inevitable: los chicos desgraciadamente nunca van a poder medir la crueldad de sus palabras, simplemente porque son chicos y no saben hacerlo. Todavía no aprendieron a tener en cuenta cómo son los sentimientos de los demás ni saben manejarse ante diferentes formas de ser, no porque quieran, sino porque son tan chicos que todavía no aprendieron.

Ojo, el que después crezca un poco más y siga siendo cruel ya es por cuenta propia y de la falta de buena educación que tuvieron que les sirva a mirar cómo es la sociedad en realidad (véase MALCRIADOS), pero esto que te digo sólo es una opinión que rescato de lo que alguien me había explicado también a mí...

Me cebé un poco escribiendo, jaja xD.

Un besote, siempre es un palcer leerte :).

El Drac dijo...

De verdad hay personas muy malas, que son tan bajas que sólo humillando se sienten reconfortadas. Pero yo te he visto en un video y eres relinda Pam, te lo aseguro.

kumo umay dijo...

gente cruel, hay siempre,pero estas cosas si nos pasan de peques duelen mucho >.< pero claro.. a esa edad cuesta mucho entender que los quete insultan son unos necios que no tienen ni idea de nada xD pero bueno, con los años se aprende. Que nada de lo que te pueda decir un idiota o una idiota te haga sentir mal! :D

Julián dijo...

Los chicos como generalidad, o solo los varones? Si es lo segundo, es una meada afuera del tarro tremenda.

Tengo una idea que difiere bastante del resto acerca de este tema. Esas situaciones que uno vive, siempre están en toda la vida. Solo que crece la hipocresía y cobardía.

En la facultad, en el laburo.. siempre vas a tener a forros hablando pestes de vos, bardeando... solo que esta vez, sin que vos te enteres. Yaaaaaaay, way more mature!

Podés crecer a partir de todo. Preparate porque lo peor está por venir (o ya vino, depende).

clasica y moderna dijo...

Toda la razón, los nenes son muy crueles, pero para mi, no lo hacen con maldad,ni con intención de lastimar, solo es una forma de creerse mas grandes supongo...
Después cuando uno crece se da cuenta que por mas que una persona sea perfecta puede ser una mierda y una gorda con anteojos y aparatos puede ser la mejor.

Alicia Seminara dijo...

Los chicos son el reflejo de lo que se dice y cómo se vive en la casa. Son la mini versión de los padres. Y claro que son crueles, los chicos no tienen filtro para decir las cosas!

SantitAh dijo...

Tal cual!
Es como dice la de Chicas Pesadas!
PEro yo te entiendo, cuando era chica me cargaban por mi mancha de nacimiento, yo era chiquita y no me la veía a no ser que me viera en el espejo... pero mis compañeritos de pre jardin se me reían y me decían que era una sucia que no me lavaba la cara.
Mamá me contó que yo me lavaba la cara refregandome mucho para que se me fuera esa mugre que decían que tenía, y al final mi cara quedaba peor, hoy en día uso flequillo sobre la mancha y me lo levanto únicamente cuando estoy en casa!
Así que veras mi trauma!
Pero yo tampoco entiendo porque los nenes pueden llegar a ser tan crueles, si les decías algo a ellos te odiaban e incluso te pegaban!
Pero no son sólo los nenes!

Jordán Crimewave dijo...

Este tema para mi es delicado, de hecho pienso -intento no asumirlo, todos los días me lo niego una y otra vez- que el colegio ah sido uno de los mayores problemas en mi vida, que es la raíz de toda mi depresión.
No entiendo porque marginar a alguien por tener una orientación sexual distinta, desde siempre en el colegio que este siempre me marginan, me molestan, me aislan, me hacen sentir distinto, me hacen sentir inferior y que no valgo nada. Para mi es muy complicado este tema, desde que tengo memoria mi vida cambio completamente desde que entre al colegio. Hoy a dos años de salir del colegio, espero que pasen muy rapido, aunque se que en la vida habran muchos más obstaculos, pero se que nunca tantos como esas frases de esos niñatos sin sentimientos.

Fernecito dijo...

Uffff.tenes toda la razon mi querida P...en serio, yo creo que los nenes son los mas crueles, y lo peor es que a veces largan insultos que ni saben la magnitud que tienen , y porque los aprenden de los adultos..ellos les enseñan a discriminar a los gordos y a los anteojudos...me dan mucha bronca los nenes asi porque por suerte yo no fui uno de ellos,pero por desgracia fui la GORDA, y la que usaba anteojos porque no veia un pomo
..lo malo es que ahora en la facu soy yo la que a veces discrimina, de alguna manera aprendi a ser tan forra como ellos :/...

un besote! muy bonita tu entrada,yo todavia cuando me acuerdo de esos insultos me largo a llorar...

Luli dijo...

Caaada vez son mas crueles los pibitos, se zarpan, aparte vienen terribles,pero la verdad es q no miden lo q causa en los demas lo q se dice, y lo peor es q eso dura un tiempo largo, cuando iba al cole me acuerdo q un compañero nunca hablaba y lo re pelotudeaban,y ya teniamos 17 y 18 años la mayoria,pero seguia habiendo actitudes de pendejo, asi es como despues pasan cosas como la de es pibe junior q mato a los compañeros, onda parece una exageracion,pero es la verdad, un dia derrepente hacen un mal click y listo.
GRACIAS por comentarme siempre q podes y opinar/aconsejarme, ahora solo intento dejar q las cosas pasen, pero ayudando un poco a q se dne, no mas q eso, no qiero forzar nada.
BESOTESSSSSSSSS

Pupita dijo...

Siii, no te equivocas. Pero a los pendejos a esa edad o misma más grandes les corre la maldad por las venas. No son pibitos si no bardean a los demás por sus "defectos".
Yo me acuerdo, más que nada en el secundario, que me bardeaban por una cicatriz que tengo en la frente (onda harry potter) y me decían delfín o alcancía. Y también porque usaba anteojos (uso, soy muy cieguita) jaja, pero lo que hay que hacer en esos casos, es reirte con ellos, le demostrás que te importa poco el que dirán y ya como que no te rompen las bolas.
Te mando un besito enorme.

Melycat dijo...

A veces creo que es una cuestión de educación, a mi desde pequeña me enseñaron a no discriminar y nunca fui capaz de herir con mis palabras a otra persona. Todos somos distintos y no por eso tiene que existir la discriminación!

Fernanda dijo...

Yo tampoco entiendo!!!!! Muchas veces me las he dado de justiciera y chapulin colorado porque me choca ver gente asi de verdad tan acomplejada y que se fija solo en el exterior :s
Creo que lo mejor es no hacer caso. No dicen que a palabras necias (y estupidas) oidos sordos ????
:D
Besote
Fer

sofia dijo...

Desde los 6 años hasta los 14 (ahora tengo 15) estuve usando un diente de lata en uno de mis dientes de adelante..en la primaria los chicos me decian cosas que me hacian sentir muy mal, diciendome: si sonreis en la foto sale una luz de tu boca, ponete aceite que se oxida, y lo mas comun "la diete de lata"
fue algo orrible que me digan todas esas cosas y yo no hacia nada, no respondia a sus insultos, pero me dolian y hasta cuando me sacaba una foto ya no sonrreia :S
Odio la gente que se burla de las demas personas..ellas son las que tiene esos defectos que burlarse sin ninguna necesidad!
Hay gente para todo que se le va a hacer!
Un beesote!:)

L dijo...

me privatizo el blog... mandame un mail para poder invitarte.

elen-ita@hotmail.com

IDENFICATE para saber que sos vos.

Besos

Luna dijo...

El calificativo que tenems cada uno es: somos personas! yes lo importante, ya seamos mas altos, mas bajos, mas flacos, mens flacos, mas rubios, mas morenos, mas pelirrojos...eso qué importa??
me ha encantado tu entrada, un abrazo

Loser Kid dijo...

Nunca mejor dicho. Yo tambien soy RE flaco. Pero segun mi medico no tengo ningun problema. Solo que soy bastante petiso y flaco, no tengo porque pesar mucho (?).

ian dijo...

Ya me enteré. Recién. Después de enviciarme con el pianito ese del costado. Agradezco profundamente tu preocupación. De veras.
Y ya te sigo nuevamente.
Y si vas a cambiar de dirección de blog avisame (no sé cómo hacer para que aparezca la opción visible, pero haciendo clic en el título de la entrada se puede comentar)

Cita dijo...

Esa crueldad no sólo se vive de niño, aunque es de niño cuando mas marca. El caso es que siempre cubriremos un defecto resaltando el defecto de otro. Ese es el objetivo de tanta malicia.

Besos

Cita

Maria H. Sanchez dijo...

mañana sera un dia mejor! voy a seguir cotilleando, pero antes de despedirme quería invitarte a mi baúl,por si quieres compartir algún sueño con todos los amigos de Coquette.
te espero!
hasta pronto =)

La chica de las sonrisas prestadas dijo...

Es cierto, ya no solo los niños, pero las personas cuando se meten con otras por algo físico me parece absurdo, a parte de cruel. Pero bueno, siempre los niños serán asi, y la gente cruel también y por desgracia, no podemos cambiarlo..
Un beso

Ashley dijo...

Con respecto a lo que dijiste en mi blog, muchas gracias, voy a tenerlo en cuenta. Y con respecto a tu entrada, considero que tenes razón, porque lamentablemente así es la sociedad en la que vivimos todos día a día, pero no hay que dejar que otros te pisoteen, siempre hay que estar con la frente en alto, para no sufrir.
Suerte, muy buen texto :)

Solchu J. dijo...

La discriminacion es increible.
Vos decis los nenes solos pero los adolescentes la siguen igual que cuando eran chicos.
Uno piensa, porque seran tan crueles.
Se hacen los vivos, pero no tienen idea de como los daña a los demas.

Me gusto mucho esto porque me identifique, creo que a muchos nos cargaron de chiquitos.

Marjorie Sofia dijo...

la gente es cruel"!! y lo peor es q sigue pasando en toda tu vida, casi hasta el punto en que tu misma te repites todas las cosas juntas! y ya no sabes q es peor! no entiendo pq la gente puede herir tanto y seguir como si nada... :(

Loser Kid dijo...

Te premie en mi blog :O . Pasate.

La Vida en Rojo dijo...

Detesto ese tipo de insultos... en mi caso no venían de mis compañeros de escuela sino de mis propios hermanos.
Un trauma que con el tiempo superé... creo!
Qué importa si usás lentes, pesás más o menos, tenés el cabello rizado, sos albino o pelirojo.