domingo, 27 de febrero de 2011

Trastornos

Las tareas que tenía que realizar en el trabajo que mencioné en las entradas anteriores, eran muchas, pero las más básicas consistían en NO sentarme, comer mal, dormir poco y atender a los clientes, revisar y chequear la cantidad de prendas que cada cliente se llevaba al probador, ponerle el seguro a las prendas para que no se las roben, y pararme al costado de la puerta como si fuera la de seguridad para controlar que tampoco se roben ninguna prenda era lo que más hacía cuando no estaba corriendo de un lado a otro atendiendo a las clientes ni haciendo las tareas anteriores.

Llegué al punto de estar tan saturada en ese lugar, de estar de un lado para el otro, de que las clientes me trataran mal, de que las mismas empleadas que eran mis compañeras también me trataran mal, de que no me ayudaran en lo más mínimo, que llegaba triste a casa, a veces de mal humor y empecé a tener trastornos en el sueño.

Me despertaba también sentada hablando sola y repitiendo "40, 42 y 44" que eran los talles en que venían la mayoría de las prendas. Me despertaba también asustada y me paraba desesperada al lado de la cama pensando en que si mi encargada me encontraba durmiendo me iba a matar. ¿Lo peor? Eran las 3 de la mañana y dormía como un oso pero me desperté parada ¿Parada? Sí, me desperté parada al lado de mi placard con los ojos abiertos. No sé cuánto tiempo estuve parada despierta/dormida "vigilando que no se roben la ropa". Cuando me di cuenta que estaba en piyama, que estaba en mi cuarto y que sólo me quedaban poco más de 3 horas de sueño, me agarraba una angustia terrible, sentía que me estaba volviendo loca.

Yo se lo cuento a mis amigos y se matan de risa, porque en parte es chistoso que cuando mi mamá me despertaba le decía "Sí si, haceme un tecito, pero esa remera solo viene en talle 40, 42 y 44", o que se yo, tenía actitudes de las que hasta yo me reía, pero llegé al punto de guardar las llaves o esconderlas porque tenía miedo de levantarme sonámbula en la madrugada y salir para el local.

Desde que renuncié, que estas cosas mermaron bastante, sólo me habrá pasado unas 2 veces, pero espero que se me valla por completo porque no está bueno despertarte parada en el medio de tu habitación. En serio es una imagen que da miedo.

9 comentarios:

Ro dijo...

Es chistoso, pero me imagino nada agradable. Espero que se pase pronto y encuentres un laburo copado :)

Luli dijo...

Sabes? Es lo mas normal.
Yo soñaba que la gente perdía micros por mi culpa, que mi jefe se enojaba porque yo faltaba a una reunión, y el otro día durmiendo junto a mi ex (en mi bloog hay mas información sobre ese dia e.e jaja) le dije "el micro sale entre las plataformas 15 a 25" jajajajajaja es increible como el trabajo se mete hasta en nuestros sueños.
Un besote loca, :D

El Drac dijo...

¡¡¿PARADA!!?? jajaja pues como eres tan renegona presiento que debes estar exagerando y por eso la risa; pero la mejor manera de dormir es no hacer siesta nunca y hacer ejercicio; vas a ver cómo duermes hasta el juicio final jajajaUn abrazote Pam Oye estás el facebook ¡¡PERO NO TIENES FOTOS!!! (así no se vale)

Alicia Seminara dijo...

Perdón, debo estar vieja, pero a mí no me pareció gracioso, al contrario, es muy triste y preocupante el nivel de stress al que llegaste!

Tendrás que aprender a relajarte, todos los trabajos tienen stress (tal vez no tanto o no te afecten tanto).

Suerte!

Cita dijo...

Ya!!!! para!!! aquello ya pasó! deja de darle vueltas!

Besitos para olvidar

Cita

kumo umay dijo...

xDD bueh, si yo me llego a despertar en mitad de la noche vigilando que no roben ropa probablemente me daría un poco de mal rollo x) pero vengaa, relájate que todo eso ya pasó! ^-^

Loser Kid dijo...

Denuncialos por lavado de cerebro (?)

Jordán Crimewave dijo...

Definitivamente estabas muy estresada y ya no era sano para ti seguir trabajando, creo que tomaste una decisión muy correcta y espero que con el tiempo puedas estar más tranquila, aunque creo que desde el primer segundo que renunciaste estuviste muchísimo mejor.
Debe ser re friki despertar en la madrugada de esa forma, espero que no te vuelva a pasar. Y no te preocupes ya encontraras otro trabajo en donde no te exploten tanto, suerte!.

.. nati .. dijo...

La Bella Durmiente cierra los ojos pero no duerme. Está esperando al príncipe. Y cuando lo oye acercarse, simula un sueño todavía más profundo. Nadie se lo ha dicho, pero ella lo sabe. Sabe que ningún príncipe pasa junto a una mujer que tenga los ojos bien abiertos.
marcos denevi




en el día internacional de la mujer.. te deseo que ningún principe te haga cerrar los ojos, que ninguno se robe tu risa, y que ninguno valga tus lagrimas.. felíz dia

nati en www.loca-mente.com.ar